domingo, 25 de septiembre de 2011

TADEO



TADEO

Entrevista realizada en el 2009.


Por Marcelo Cángaro: TADEO se formó en el verano de '88, cuando un grupo de jóvenes se reunió para hacer música, la mayoría de éstos no tenía experiencia en el manejo de instrumentos musicales, salvo Pablo Luna que ya venía de tocar con otras bandas (había formado parte de El Yevi, y realizaba estudios de bajo con David Lebón).
TADEO se formó inicialmente con Lucas Guinot en batería, Camilo Guinot en voz, Pablo Luna en bajo y Fabián "Fito" González en guitarra.
En los inicios de su formación, esta banda se llamo SEMEND BAND, luego a fines del '89 cambió su nombre y pasó a ser LATEX y a mediados de 1990, ya dispuestos a ponerle un nombre definitivo surgió TADEO, sin ningún significado en especial, sólo que entre todos recordaban haber mirado por TV El súper agente 86, serie en la que el nombre del jefe era Tadeo; les gustó y quedó.
Con respecto a las presentaciones, sin duda la experiencia más grande fue la participación en la Fiesta Nacional del Lúpulo en el Bolsón, ante algo así como 7000 personas; también tocaron en el Café del Buen Aire, en el Teatro Argentino, en la plaza San Luis y en el Cine Disco entre otras más..
Las presentaciones que más impactaban a los jóvenes mercedinos fueron callejeras, en la avenida 17 entre 24 y 22 -actuación que se hizo tradicional para las fiestas navideñas o fines de años.
La banda cuenta con un número importante de grabaciones caseras hechas en un porta estudio Tascam con elaboración de arreglos en canales separados, y la grabación de un demo con excelente sonido en los estudios de Lampreabe. Completan sus obras los videos de recitales en vivo y de ensayos.
Durante su larga existencia, TADEO sufrió ciertos cambios, Lucas Guinot abandono la banda porque sus estudios de música en la Universidad le demandaban demasiado tiempo y como músico invitado lo suplantó muchas veces Marcelo Georgeone, luego se incorpora como baterista permanente Sergio Arenas. También se integró Eduardo Cirilo como guitarrista.
Cada vez que TADEO tocaba se escuchaban temas propios como "El bananero", "Las hienas", "El hechi¬zo", "Me eliminas", "Rara espiga" y otros más, tam¬bién interpretaban covers de Virus, Soda Stereo, Sumo y Divididos.
Su música no puede encasillarse a un estilo concreto, hacían rock, pop y reggae.
Las expectativas no fueron más allá de tocar por diversión, el grupo era conciente de esto y nunca tuvo sueños insolitos como la fantasía de ser famosos. El objetivo era expresar todo lo que sentían en el momento de hacer su música.
Ya a fines de 1993, después de una larga agonía, TADEO se disuelve. Una de las causas fundamentales fue el alejamiento de Lucas Guinot, la banda intentó inútilmente rearmarse pero algo estaba faltando. Otra razón fue la falta de tiempo para ensayar, cada uno de los integrantes tenia sus propias obligaciones y poco a poco le fueron restando tiempo al grupo.
Hicimos una entrevista a Camilo Guinot:

¿Que pensás Hoy en día de aquella época?
- En un sentido las cosas son más o menos parecidas, me refiero a que una banda tiene que entregar todo para que la cosa funcione, centrarse en el objetivo, ocuparse de mejorar todo el tiempo, gestionar lugares propicios para tocar y además, conciliar con los asuntos cotidianos. Suena difícil, no?, pero no hacer algo que sentís que es prioritario es letal.
Actualmente el acceso a la tecnología y a la web dinamizan las formas de trabajo. Si tenés una computadora podes grabar tus cosas, luego subirlas a la web y difundirla por los múltiples canales que ella ofrece. Pero también es cierto que podés omitir la tecnología y hacer música con cualquier cosa que haya a mano, unos palitos, un juguete, la voz. Como sea que esto resulte, será única. Claro es que la circulación de ese material tendrá que circular por otros caminos. Es una cuestión de actitud y de temperamentos.

¿Como ves la música de ahora en relación a aquellos años?
- Veo las producciones de la humanidad (la música incluida) como una gran ensalada, donde la mezcla, el mestizaje es una opción de supervivencia. Lo curioso es que a partir del cruce de cosas conocidas, incluso trilladas, deviene algo, no sé si decir nuevo, pero sí, singular. Este fenómeno sucedió siempre, salvo que ahora con la red se aceleró exponencialmente.

¿Era más difícil armar una banda en esos tiempos que hoy en día?
- Pensemos que el fenómeno rock es un hito en la historia de la humanidad. Hace 50 años atrás, no existían personas de 60 o 70 años que tocaran o escucharan rock ni nunca han existido, salvo hoy. Es decir, que junto con el rock se cambió un paradigma. Cambia, todo cambia…

¿Alguna anécdota?
- Cuando fuimos a tocar a El Bolsón, la organización del evento que nos invitó realizó un curanto (comida típica que se cocina bajo la tierra) esto era en un cerro, un domingo al mediodía. Nos trasladamos en un micro junto con los otros invitados, había bailarinas, reinas de diversas fiestas del país y otras personas. Entre ellas se encontraba una con rasgos nativos que permaneció callada durante todo el viaje e hizo lo propio durante el almuerzo. Mientras caminábamos para facilitar la digestión nos topamos con la persona del colectivo y habló por primera vez, se presentó como Don Julián y nos invitó a caminar por la montaña. Accedimos sin siquiera percatarnos de que estábamos adentrándonos en un camino que haría que nuestras vidas cambiaran para siempre. Existe una bitácora aún inédita, escrita por mi hermano Juan donde narra la epopeya de aquel tiempo.

¿Vos o alguno de los músicos siguen relacionado con la música?
Con altibajos, creo que todos, incluyéndome.

¿Queres agregar algo?
- Es interesante realizar una arqueología de los fenómenos acontecidos ya que puede aportar datos para comprender el estado de las cosas actual y poder abordar el presente de una manera novedosa, creativa, para reconfigurar nuestra vida momento a momento. La vida es diversidad puesta en fuga. Cambia, todo cambia….

Fito hace unos años nos dejó una reflexión:"Por dentro, todos sabíamos que indudablemente el ciclo TADEO había terminado, así y todo nos costó demasiado decir basta. TADEO nos dejó mil recuerdos, una gran cantidad de amistades nuevas, emociones irrepetibles y un montón de cosas que se valoran simplemente cuando son pasado...".